Volunta Bella VistaVoluntariado en Bellavista – Perú

 

Somos América Miranda Tejero y Beatriz Ramiro Moragón, quienes con gozo y entusiasmo hemos querido asumir este año la enorme misión que las Hermanas Misioneras Dominicas del Rosario han venido realizando durante TODOS estos años en el pueblo de Bellavista; estando siempre entre sus prioridades la opción por la promoción y dignificación de la mujer y la formación de los agentes pastorales de la Iglesia local.

 

Al parecer, ya hace un tiempo las Hermanas venían contemplando la necesidad que la misión de Bellavista sea llevada por la Asociación de Laicos y Laicas Misioneras Dominicas; es por ello que en los encuentros de las comunidades laicales se comenzó a hacer la invitación para quienes quisieran sumarse a esta noble misión.

 

América, que es profesora cesante de educación secundaria y ha trabajado toda su vida en el Colegio Sagrado Corazón de Jesús de Piura y pertenece a la comunidad laical MMDD “Corazón Misionero”; en Junio del 2014, se enteró del proyecto en Bellavista; mientras que Beatriz, psicóloga española, lleva 3 años en Perú, dos años trabajando en el Colegio Santa María de Piura y perteneciendo a la comunidad “Santa Catalina de Siena”, se enteró del proyecto en el encuentro de laicos MMDD de la zona norte en Piura.

 

Volunta Bella Vista 2

 

La motivación que nos ha llevado a las voluntarias América y Beatriz a continuar con la obra de las Hermanas en el internado Ascensión Nicol en Bellavista, ha sido principalmente el deseo de servir a los más necesitados, para que la obra tan importante que ellas realizan no se pierda, extendiendo el trabajo cercano y directo con las adolescentes, proporcionándolas la posibilidad de continuar con su educación así como la participación con el grupo de mujeres Ascensión Nicol de Bellavista. Siempre a las dos nos ha motivado el espíritu de servicio, participando en distintos voluntariados en diversos lugares, es por ello que esto era una oportunidad de sumergirnos en la realidad que viven las jóvenes en este lugar.

 

Tomar la decisión de participar en este trabajo tenía ciertas dificultades por lo que supone dejar otros compromisos que ambas realizábamos en la ciudad de Piura, pero dándole mayor importancia a la satisfacción que sabíamos iba a suponer y dejándonos llevar por el llamado de Dios a servir en la obra misionera, decidimos aceptar con la máxima ilusión. Nuestras expectativas son muchas y positivas considerando la más importante, tener buenos resultados con las chicas proporcionándoles la ayuda necesaria en su crecimiento personal y espiritual.

 

América Miranda Tejero y Beatriz Ramiro Moragón

 

Volunta Bella Vista 3

Share
Share
Share