Voluntariado Maritza Ihuamaca

Sentí el llamado de Dios, motivada a través de una charla vocacional realizada por la Hna. Vicenta en el Colegio “Sagrado Corazón de Jesús”, donde habló del voluntariado; surgiendo el interés de conocer esa realidad. Fue la Hna. Julia la que me puso en contacto con las hermanas para hacer realidad mi deseo y así logré ir en el año 2003 al lugar que ellas me designaron (Ihuamaca). (más…)

Voluntariado Esther Sepahua

El pasado año me decidí a darle un giro a mi vida, con el fin de llevar a cabo un sueño que siempre me rondó. Así que junto a mi prometido decidí viajar al otro lado del “charco” cruzar miles de quilómetros hasta la selva peruana. Al distrito de Sepahua llegué a través de los Padres Dominicos. Tuvimos con ellos un primer contacto en España (Selvas Amazónicas), desde allí se comunicaron con Lima y los mismos Padres decidieron que donde se requería nuestra ayuda era en Sepahua. Todo nuestro contacto fue con los Padres Dominicos, no teníamos constancia de que existía una comunidad de Hermanas Dominicas en Sepahua. (más…)

Voluntariado… ¿Por qué?

Voluntariado… ¿Por qué?

Bárbara. Mahotas, Mozambique

“Pienso que en mí pesaron varios factores… el querer conocer otra realidad fue determinante. Vemos en la televisión imágenes que nos dejan impresionadas, son realidades chocantes y nos preguntamos ¿Cómo es posible? Pero continuamos con nuestras vidas, pasado un minuto, practicamente ya no nos acordamos y continuamos viviendo una realidad paralela. Parece que aquellas imágenes son algo semejante a una película de la que no hacemos parte. (más…)

¿Qué queda al final de una experiencia de voluntariado?

Teresinha. Mahotas. Mozambique.

teresinhaCapacidades, a nivel de lenguaje, nunca fueron las mías, por eso os entrego las mejores palabras escritas para expresaros la profunda gratitud que tengo por todas vosotras, por el cariño constante y por todo aquello que me enseñasteis en la bonita misión que realizais. Enseñanzas que serán para toda mi vida y que me han sido ofrecidas gratuitamente, a través de vuestra actitud, de vuestra amistad, de vuestro silencio, de vuestro sentido del humor, de vuesta complicidad, de vuestra simplicidad, de que es mucho mejor cuando hablamos con el corazón  que cuando damos uso pertinente a las palabras. Por todo esto y mucho más, pues de esta experiencia llevo conmigo una enorme fortuna. (más…)

Share
Share