La Colonia de vacaciones que realizamos todos los años en el mes en diciembre se ha convertido ya en una “institución”. En el mes de octubre los niños empiezan a preguntar si habrá colonia!

Este año habíamos pensado hacerla sólo para adolescentes por sentir la problemática que están viviendo en nuestros barrios: droga, alcohol, absentismo escolar, sexo, vivir a la deriva. En nuestro barrio son muchos los grupos de adolescentes marginales que todos los días encontramos pegados al recinto de nuestra casa.

Por este motivo a lo largo del año acompañamos a un grupo de adolescentes, muchachos y niñas que frecuentaban la alfabetización en nuestro Centro y en la Escuela primaria vecina y con este acompañamiento más de cerca, aún aumentó más nuestra preocupación en hacer algo para ayudarles a crecer.

Pero a la hora de la inscripción para la colonia “la demanda” de los adolescentes era menor y por la insistencia de los niños acabamos por aceptar a partir de los 8 a los 17 años. El grupo fue creciendo luego en los dos primeros días y tuvimos que terminar las “vacantes”: ¡Habrían alcanzado el número de 120!

Pero al final quedamos con un sentimiento de mucha alegría: Mirando las experiencias pasadas que fueron muy buenas, todos eran unánimes en decir que este año fue el mejor, por la implicación que tenían niños y adolescentes y por el espíritu de equipo que reinaba entre los monitores, todos voluntarios, nada menos que 22, la mayoría jóvenes, chicos y chicas y algunos con una experiencia muy rica como catequistas y animadores de la Infancia Misionera.

¿Cómo trabajamos?

Hemos hecho algunos encuentros previos de programación y planificación conjunta. El objetivo que definimos era transmitir valores a través de actividades lúdicas, en que todos se sintieran intervinientes y pudieran desarrollar su creatividad y capacidades. Al final realizaríamos un Festival preparado por todos los grupos.

Discernimos los temas y elegimos: El Deporte (valores y contra valores). Los derechos humanos de los niños. También los deberes. La Higiene Personal y las buenas maneras. La seguridad vial. La ecología y el medio ambiente. La sexualidad.

¿Qué Metodología?

El objetivo era involucrarlos en la discusión de los temas y que éstos partiesen y llegasen a su vida concreta y a sus intereses. Teníamos que encontrar metodologías participativas para llevarlo a asimilar los contenidos en actividades concretas. Era así “cómo aprender jugando”… Así surgieron los diferentes grupos de interés en que cada uno se inscribía conforme a su deseo: Fútbol (muchos adeptos!). Canto y danza. Poesía. Ecología.

 

Y realmente el festival fue un éxito: Lleno de colorido y creatividad donde las danzas, la poesía, el teatro, los concursos y el fútbol fueron el testimonio vivo de lo que habían aprendido. Algunas madres presentes manifestaron su admiración por ver a sus hijos mostrar habilidades que desconocían y mucha gratitud por esta oportunidad dada a los niños. Algunas incluso llegaron a ofrecerse para ser monitores de Colonia el próximo año.

En la evaluación final tanto los niños, adolescentes y monitores fueron unánimes en expresar que había sido una experiencia inolvidable. (Ver los textos de la evaluación escrita de algunos monitores)

 El día a día de la Colonia

1er tiempo a las 7h 30 m: Diez minutos de oración orientada rotativamente por cada grupo.

A continuación se seguían 15 minutos de gimnasia que hacía ejercitar los músculos y animar a todos. ¡Teníamos buenos profesores!

2ª Momento: Presentación de los temas en dos grupos, dependiendo de las edades. Se presentaron algunas películas sobre los derechos humanos en la realidad de la vida de los niños y adolescentes; carteles y material práctico, como fue el caso del Día de la Ecología en el que todos fueron invitados a buscar lo que para ellos era basura no degradable ya partir de ahí el animador voluntario animó muchísimo esta formación.

3º Momento: Era el “mata-bicho” (el desayuno), uno de los momentos más esperados para recibir su pan con mantequilla y dulce y su botella de refresco “Fizzi”.

4º Momento: Como inicialmente cada uno había escogido en qué actividad quería trabajar, cada grupo ponía su creatividad a rendir.

 

“FLASHES DE LAS EVALUACIONES

  1. VOLUNTARIOS

“Lo que más me marcó fue la participación de los niños y la colaboración entre los monitores … También los testimonios dados por muchas madres sobre lo que sus hijos aprendieron …”

“Fueron unos días en que de verdad aprendimos unos con otros … La dinámica y la interacción entre todos fue un aprendizaje muy grande en mi vida”.

“Esta colonia me ayudó a conocer mis reales capacidades… Me ayudó a conocerme por dentro. Ni yo sabía de lo que era capaz …Muchas gracias, y que Dios de mucha fuerza a las Hermanas para continuar esta misión noble de educar. Muchas gracias por haberme invitado. “Cuenten conmigo”.

“Me gustó mucho porque hablamos de temas, sobre todo con los adolescentes que los padres no consiguen hablar con los hijos y vi cómo es importante hablar con ellos con verdad para que

 

se pueden abrir y ver el mejor comportamiento en la vida. “Gracias a la colonia por enseñarnos tantas cosas.”

“Ya participé como niño de la colonia de vacaciones… Hoy participé como monitor, es señal de que se ha trabajado mucho para formar, informar y animar las vacaciones. Me gustó mucho la experiencia, desde la planificación, a la evaluación diaria al final hasta nuestro pequeño GRAN FESTIVAL! Pero no voy a olvidar a la comunidad de amigos y hermanos que construimos y hablo en nuestro grupo de teatro, en suma: ¡FUE TODO MARAVILLOSO! Gracias por la oportunidad”.

“He participado por primera vez y al principio acepté luego la invitación pero en la planificación inicial me temía de no ser capaz al ver la responsabilidad … Pero la experiencia que hice superó mis expectativas porque me ayudó a irme descubriendo a mí misma … “Me gustó de todo lo que lamento es el tiempo, pues se quedó corto … daba para ver en los ojos de los niños en los últimos días que tenían la pena de dejar a sus amigos …”.

“Esta invitación a participar en la colonia vino en el momento que necesitaba. Aprendí que la familia no es sólo los lazos de sangre, sino también las personas que nos tratan con amor y consideración nos hace creer en el valor que tenemos incluso aunque la gente no sepa… La actividad que me encantó fue la poesía y el teatro… Me alegro de descubrir que además de cantar soy buena a declamar, he ganado sonrisas sinceras de “mis alumnos pequeños de mi corazón”.

EVALUACIÓN DE LOS NIÑOS

Es difícil presentar en texto sus evaluaciones. Por lo que expresaron en los dibujos lo que más las marcó fueron las películas de los Derechos Humanos de los Niños sobre todo lo que tenía relación directa con situaciones que ellas viven o que conocen.

Nota: Puede retratarse mejor la participación de los niños a través de las fotos.

Comunidad de Misioneras Dominicas

Mahotas – Mozambique

 

Share
Share
Share