Desde la comunidad “Santa Catalina de Siena”, Santo Domingo de los Tsáchilas, Ecuador, les comparto parte de mida y misión, durante estos 6 años que llevo en esta comunidad.

Parece que fue ayer cuando me pidieron venir a esta comunidad para apoyar un Proyecto Social “Soñando por el cambio”, en Santo Domingo de los Tsáchilas, que trabaja con los niña/os y adolescente en situación de riesgo, que es llevado por los padres Josefinos de Murialdo.

Bueno en la comunidad somos tres hermanas, dos españolas y yo peruana. Esto lo considero una gracia de Dios, poder compartir la vida y misión entre dos culturas diferentes, pero rica en valores. Cada una es responsable en la Parroquia de una pastoral: Dolores lleva la Pastoral Sacramental, familiar y grupos bíblicos. Eugenia lleva la pastoral de Cáritas, acompaña a los Ministros de la Eucaristía y visita a los enfermos. Yo coordino la infancia misionera y el coro de la Capilla “San Liborio”, donde vivimos.

Pues el mayor tiempo lo paso en el Proyecto Social “Soñando por el cambio”, allí doy clases, atiendo a los niños en el botiquín los casos sencillos, cuando son más complicados se les lleva al Sub- centro. También apoyo en la venta de cosas de segunda mano, que nos donan para ayudar en los gastos del proyecto.

Los niños que ingresan a este Proyecto son de escasos recursos económicos, otros abandonados por sus padres, viven algunos con sus abuelos o tíos. Los más duros son los que vienen de otras escuelas por pésima conducta.

En el Proyecto desayunan, almuerzan y estudian y participan en diversos talleres: Corte y confección, Futbol, básquet, horticultura, mecánica, box, etc.

Hoy al celebrar nuestro Centenario de fundación Congregacional me uno a la acción de gracias de cada hermana y a la vez reafirmo mi compromiso misionero, dejándome guiar por espíritu de nuestros fundadores y el evangelio de Jesús.

Con cariño.

Hna. Hilda Grada G.

Share
Share
Share