A continuación nuestra Hermana Estíbaliz, Vicaria General, presentó el “Diagnóstico Congregacional” (DIMIDORO) un documento riguroso, sistemático y profesional que responde a la necesidad de conocer nuestra realidad institucional.

 

Por la tarde nuestra Hermana Araceli, Administradora General, nos presentó el informe económico de la Congregación.

 

Nos recordó que la economía requiere también un cambio que nos lleve a ser verdadero testimonio evangélico. Un estilo de vida fraterno inspirado en criterios de sencillez, transparencia, justicia, solidaridad, recordándonos que somos administradoras de los bienes que Dios nos ha dado pero no dueñas.

 

Es así que nuestro sistema busca favorecer la recirculación de bienes a fin de vivir la solidaridad entre las hermanas y las exigencias de la misión”.


 

P1090429
P1090517
P1090512
P1090499
P1090508

 

Share
Share
Share