En Bolivia la situación de los niños y niñas es de alta vulnerabilidad  por la pobreza que afecta a a sus familias, lo cual les impulsa a buscar trabajo para aportar recursos.

Entre otras causas del trabajo infantil se encuentra la  cultura que percibe que los niños y niñas deben trabajar para prepararse para el futuro; el Presidente Evo señala que es bueno que trabajen para que desarrollen la conciencia social, sin embargo existen voces de protestas que consideran que atenta contra sus derechos y no les permite disfrutar de su niñez, al mismo tiempo están expuestos a diversos tipos de abusos, especialmente las niñas que tienen el riesgo de caer en redes de trata de personas.

Según la OIT 800.000 niños y niñas trabajan, el 87% desempeña oficios considerados peligrosos como la zafra y la minería. El 77% no recibe sueldo porque trabaja ayudando a sus padres. De estos 34.000 trabajan y estudian. Según datos de Unicef al 2014, el 58% de los niños trabajadores en Bolivia eran menores de 14 años y el 90% del trabajo de niños y niñas tenía un carácter informal.

Entre los rubros donde se concentra la mayor cantidad de menores son el sector agropecuario, el comercio, manufactura y construcción. Además se establece que lo hacen por cuenta propia, con la familia o como aprendices no remunerados.

El principal punto de objeción y miramiento fue el artículo 129 del CNNA, de 17 de julio del 2014, que fija como edad mínima para trabajar los 14 años.

 Lo que causó controversia fue el parágrafo II de dicho artículo que permite autorizar de forma excepcional “la actividad laboral por cuenta propia realizada por niñas, niños o adolescentes de diez (10) a catorce (14) años, y la actividad laboral por cuenta ajena de adolescentes de doce (12) a catorce (14) años, siempre que ésta no menoscabe su derecho a la educación, no sea peligrosa, insalubre, atentatoria a su dignidad y desarrollo integral”. Esto significa que Bolivia sería el primer país que legaliza el trabajo infantil.

 En nuestra realidad existe la Unión de Niños y Niñas Trabajadores de Bolivia (Unatsbo), es un sindicato de niños trabajadores que cuenta con unos 15.000 miembros, es  conocido por demandar abiertamente la legalización y regulación del trabajo infantil en Bolivia.

En nuestro país es un tema controvertido, ya que en la visión andina, los niños cumplen un papel fundamental en la economía y organización familiar. Sin embargo las autoridades deben velar para que no se ponga en riesgo la infancia del país y se eliminen las peores formas de trabajo infantil.

Fuente: prensa periódico digital

Share
Share
Share