Las imágenes de la casa que presentamos, son la expresión de un culminar de una etapa de un proyecto de inserción en una periferia, por iniciativa de las hermanas Misioneras Dominicas del Rosario; nacido en 1976,  tiempo en que reinaban en pleno el entusiasmo, la innovación y el compromiso cristiano, social y socio-político, fruto del Concilio Vaticano II y del 25 de abril, en Portugal.

MDR 6maio002La casita aquí presentada expresa la realidad actual de lo que aún queda del Barrio 6 de Mayo, pues los Barrios de las Puertas de Benfica, de las Fontainhas, del Barrio Nuevo y de la Estrella de África, campo de la acción de dicho proyecto ya no existen. La casita fotografiada en varios ángulos, es la residencia de las Hermanas que aquí desean vivir hasta cuando se le permita, no sólo para acompañar al pequeño Grupo de Familias unas 70, que aún aquí se encuentran y que son sin duda las que por el momento más precisan debido a circunstancias diversas y, además, para que el ayuntamiento, decida cuanto antes lo que va a hacer del Centro Social 6 de Mayo.
 ¿Llegadas a este momento, qué se siente? ¿Qué se piensa? ¿Lo que se desea?

¡Son tantas las cosas que te vienen a la cabeza y sobre todo al corazón, que no es fácil ponerlas por escrito! Deseamos sin embargo compartir lo que parece más esencial, de ahí que ponemos todo el cuidado para que la emoción y la parcialidad no lo ofusquen.

MDR 6maio003Mirando hacia atrás, lo que sale es decir: ¡Gracias Señor!

Gracias por este hermoso proyecto, tan bien concebido por las primeras hermanas junto con la población caboverdiana en su mayoría, residente en los barrios y que en esa época, no paraban de llegar y con la colaboración de algunos voluntarios y amigos.

Gracias por los habitantes que después fueron llegando, sobre todo de la Guinea y de San Tomé que enriquecieron a la comunidad.

Gracias por la fidelidad de las hermanas que siguieron hasta hoy, por los Colaboradores del Centro Social 6 de mayo, por los Voluntarios y Amigos que siempre desearon ser fieles a los principios básicos que fundaron el Proyecto.

Gracias por los innumerables proyectos, acciones, actividades, ayudas que constituyeron la vida, en todas las áreas (pastoral, educativa, social, cultural, familiar, política, festiva, jurídica, psicológica, etc.) de estos 41 años de presencia y de trabajo. Muchas de ellas exitosas y otras no tanto, pero que en su conjunto merecieron el elogio y la admiración de mucha gente, de muchos grupos e Instituciones.

Gracias por saber que muchísimas de nuestras gentes que por aquí nacieron y vivieron y que ahora se encuentran por las más diversas partes del mundo, o de Portugal, siempre que tienen oportunidad nos dicen cosas del género: “Gracias: Mucho de lo que soy, debo a las Hermanas, al Centro Social, a los Amigos, a la vida que he vivido aquí”. “Yo estoy bien donde ahora me encuentro, pero si pudiera volver al barrio…” O bien: Abrir la camisa para mostrar el tatuaje en el pecho, o en la espalda que dice: “amo el barrio 6 de mayo”. Otro ejemplo más es la organización de un primer Encuentro, en París, el 6 de mayo de este año, para la convivencia de las personas que fueron de estos Barrios y se encuentran en Francia, Luxemburgo, Inglaterra,…
¡Cómo tiene que ser grande nuestro GRACIAS, Dios mío!

MDR 6maio010Aplicando el presente:

Es hora de saborear los frutos sabrosos hoy maduros, algunos de los cuales se han mencionado y es tiempo de llorar lo que no se logró, pues muchas fueron las personas de los barrios que quedaron atrapadas en los meandros de las drogas, de la delincuencia, del fracaso, del analfabetismo, de la ignorancia, del fracaso profesional.

Es tiempo de sufrir y de ayudar, todo lo que se pueda, a las personas que aún aquí se encuentran con situaciones difíciles, o porque, teniendo derecho a ser realojadas, están indocumentadas, o porque no tienen derecho por haber venido al barrio después de 1993, cuando se hizo el censo.

Es tiempo de vivir las preocupaciones, los miedos, las inseguridades con las personas que están saliendo y que no les gusta el sitio a donde van o que se encuentran con inmensos problemas relativos a las casas que compraron, etc.

Es tiempo de desear que esta realidad del barrio -que ya no es Barrio, como dicen las propias personas que aún aquí se encuentran-, acabe cuanto antes, debido a la degradación del espacio, de las casas, de la basura que nos rodea y, sobre todo, sobre todo debido a la degradación humana que está bien patente, ante nuestros ojos y nuestro corazón, debido a los cientos y centenares – no sé si miles – de drogadictos y traficantes de droga que día y noche nos rodean y habitan los cubículos, que por todas partes abundan, incluyendo algunas partes debajo de nuestra casa.

MDR 6maio021

Es tiempo de desear, ansiosamente, que el Ayuntamiento nos diga con brevedad lo que piensa sobre el futuro del Centro Social, sobre todo porque nos preocupan los cerca de 30 colaboradores contratados que tenemos.

Mirando el futuro: Para expresarlo no puede haber mejor elección que la pintura de la Resurrección de Jesús, pintada por nuestro colaborador Nuno Remedio, que por su belleza y significado habla por sí solo.

Y… para finalizar, tenemos que decir que aquí sigue siendo muy necesaria la presencia de hermanas al servicio de los emigrantes y personas vulnerables, que sería ideal un equipo de Misioneras Dominicas, jóvenes, animadas, para iniciar Nuevos Proyectos incluso en colaboración con la población dispersa que está  abierta y sedienta!

Pero…?!…TODO lo ponemos en la manos de DIOS!

Hermana Deolinda y Comunidad en Venda Nova- Portugal

Share
Share
Share