English Francois  

La regulación, según lo votado por la Comisión de Comercio Internacional (INTA), todavía podría permitir que los minerales de conflicto entrasen en los dispositivos electrónicos que se venden en Europa. La votación plenaria de mayo debe mejorar esto, dice Mons. Ambongo de República Democrática del Congo.

 

El martes 19 de mayo de 2015, el Parlamento Europeo votará en sesión plenaria la regulación sobre el abastecimiento de minerales responsables (la llamada regulación “minerales de conflicto”). Esta será una oportunidad clave para mejorar el proyecto de ley muy débil que fue votado, el 14 de abril, por los diputados de la Comisión de Comercio Internacional (INTA) y que no será suficiente para detener el sufrimiento y la violencia vinculada a la extracción de recursos naturales en muchos países. En contra de los deseos de muchos ciudadanos que han firmado la campaña e-acción, la regulación que ahora se propone por el INTA no impedirá que los recursos naturales extraídos, a través de prácticas abusivas, entren en los ordenadores portátiles, teléfonos móviles y otros dispositivos electrónicos vendidos por las empresas europeas y utilizados por los ciudadanos europeos.

 

“La regulación según lo votado por la Comisión INTA no va a cambiar las cosas en mi país, ya que sólo se aplica a 20 fundiciones europeas, mientras que hay 320 en el mundo. Como todos saben, la gran mayoría de los minerales en cuestión pasa a través de Asia Sur-Oriental donde son procesados antes de ser importados en la UE.  Para que la regulación sea eficaz, la UE debería exigir que las empresas que introducen minerales en su mercado, ya sea en su forma cruda o como parte de productos, estén legalmente obligadas a abastecerse de manera responsable”, dijo el obispo congoleño Fridolin Ambongo, presidente de la Comisión Episcopal de Recursos Naturales y uno de los firmantes de la declaración de los obispos. Mons. Ambongo estaba hablando desde Berlín, donde fue invitado por el Parlamento alemán para dar testimonio acerca de la regulación de la UE.

 

https://www.youtube.com/watch?v=2lnV3Yhrl5o&feature=youtu.be

 

En este vídeo, él resume sus demandas para una mejor legislación. Sus demandas tuvieron eco en una resolución paralela del Parlamento Europeo del 29 de abril en el segundo aniversario del derrumbe del edificio del  Rana Plaza. En la resolución los eurodiputados consideraban necesaria una nueva legislación de la UE que cree una obligación legal de Debida Diligencia corporativa en materia de Derechos Humanos  para las empresas de la confección de la UE, incluyendo medidas  vinculantes que obliguen a las empresas que deseen operar en el mercado europeo a proporcionar información acerca de toda la cadena de suministro de sus productos.

 

Minerales 2140 líderes de la Iglesia de 38 países en los 5 continentes han firmado una declaración que fue lanzada por primera vez en octubre de 2014, y ha seguido ganando apoyo entre los obispos de Europa y de todo el mundo. La declaración pide una regulación fuerte para lograr el objetivo de romper el vínculo entre los recursos naturales y los conflictos.

 

El proyecto de ley votado por la Comisión INTA no atiende las peticiones de los líderes de la Iglesia “en dos formas principales”:

 

1. Los líderes de la Iglesia exigieron un “sistema obligatorio”, junto con la “responsabilidad compartida por las empresas a lo largo de toda la cadena de suministro” para garantizar el respeto de los derechos humanos. La Comisión INTA propone un esquema en gran medida voluntario, lo que limita el requisito obligatorio únicamente a un pequeño número de empresas.

 

2. Los líderes de la Iglesia exigieron “coherencia en la gama de recursos naturales cubiertos” para incluir todos los recursos naturales por los que se pueden cometer abusos contra los derechos humanos. La Comisión INTA solo accedió a cubrir el estaño, tantalio, tungsteno y oro.

 

El obispo Ambongo hizo hincapié en que la votación en sesión plenaria del Parlamento Europeo “debe ser el momento para reflejar la conciencia de los pueblos europeos, y dar garantías para las personas en ambos extremos de las cadenas de suministro global en cuanto a la moralidad de nuestro sistema de comercio”.

 

La declaración de los obispos fue coordinada por CIDSE- una alianza internacional de agencias católicas de desarrollo. CIDSE también criticó la actual de ley minerales de conflicto en una declaración conjunta de la sociedad civil.

 

El reglamento propuesto se presentará antes de la sesión plenaria del Parlamento Europeo en mayo (del 18 al 21 de mayo). Los líderes de la Iglesia esperan una mejora. Antes de la votación en el Pleno, CIDSE está acercando a los diputados la voz de los ciudadanos y de los líderes de la Iglesia.

 

Valentina Pavarotti, CIDSE Medios y Comunicación Oficial

Share
Share
Share