A las Comunidades Cristianas,
A los hombres y mujeres de buena voluntad,  
A las Autoridades civiles, religiosas y político-militares

mozambique small_mapSaludos
1- Desde la Sede de Caritas Mozambiqueña, en Maputo, donde estamos reunidos del 8 al 15 de abril, para nuestra Primera sesión Ordinaria de la Asamblea Plenaria del presente año de 2013, os enviamos nuestros saludos de Pastores, con el deseo de que hayáis celebrado en Paz y alegría la Pascua del Señor.

Solidaridad con las víctimas de Moxungué
2- Después de los gravísimos acontecimientos de los días 3 y 4 de este mes, que tuvieron lugar en Gondola (Manica) y Muxungué (Sofala) nuestra responsabilidad de Obispos nos insta a dirigiros una palabra de exhortación y de esperanza.

3- Antes que nada queremos dirigir una palabra de comunión y de solidaridad con el dolor de las familias que perdieron a sus seres queridos en los enfrentamientos armados en la Villa de Muxungué, en la madrugada del día 4 del corriente mes y de las víctimas de las emboscadas en la carretera Nacional Nº1 que siguieron a las escaramuzas de aquel día. A las familias en duelo,  a los heridos y respectivas familias les acompañamos con nuestras oraciones.

1.mapa maputo- Mozambique -La génesis de los últimos acontecimientos:
4- Como se puede constatar, los acontecimientos aquí referidos son una repetición (en mayor escala) de otros episodios y son fruto de la intolerancia política que ha caracterizado los últimos años, en que el Partido en el poder y la Renamo han sido los protagonistas.

Así se confirman nuestras palabras de la Nota pastoral del pasado 6 de Agosto de 2012, donde entre otras cosas decimos: “¿Podemos seguir preguntándonos  si no estarán amenazadas la democracia y la paz cuando tenemos la impresión de asistir en nuestro País a un reñido antagonismo y una falta de diálogo y de tolerancia entre los dos partidos más fuertes, con la tendencia de denigrarse recíprocamente, hasta el punto de no poder apreciar los aspectos positivos que acontecen en el interior del otro?”  (Nota Pastoral: “Construir la Democracia para Preservar la Paz,” No 10).

No a la violencia y a la guerra
5- En diversas ocasiones, a través de nuestras Cartas pastorales, venimos denunciando situaciones de injusticia, de exclusión social, de arrogancia, intimidación, incitación a la violencia verbal o física, gestos de antagonismo, etc… actitudes y prácticas que condenamos con fuerza.

Catedral de MaputoSu Excelencia el Sr. Presidente de la República, Armando Guebuza y el líder de la Renamo, el Sr. Alfonso Dlakama, insisten en la importancia y necesidad de la Paz; nosotros volvemos a reafirmar, con todo la fuerza, que el diálogo, el respeto mutuo y la tolerancia son la única vía para poner fin a las situaciones como las que hemos sido testigos y que desembocaron en las violencias mortales de Muxungué.

El pueblo mozambiqueño dice NO a la guerra. No a la guerra “grande”, como la de los 16 años; NO a la guerra “pequeña”, de un día o de una hora. En resumen, NO a la guerra armada o verbal, venga de donde venga. Continuamos a reafirmar, junto con el pueblo mozambiqueño: Nadie debe atacar, nadie debe ser atacado, nadie debe tomar represalias porque todo esto es violencia. El camino justo y correcto es un diálogo franco, honesto y respetuoso.

Desafíos:
El remedio para nuestros males, en esta realidad, es la tolerancia, el respeto mutuo, el diálogo permanente y constructivo.

Por eso apelamos a las fuerzas políticas, particularmente al Gobierno, a la Frelimo y a la Renamo, en la persona de sus dirigentes, para que restablezcan el método del diálogo y reafirmen el compromiso que asumieron en los Acuerdos Generales de Paz, donde está dicho que ninguno de los que allí firmaron actuaría de forma contraria a lo que dicen los diversos Protocolos que pusieron fin al conflicto armado en nuestro País (cf Prot.I, Delos principios Fundamentales, nºs 1 y 2).

Por tanto este es el camino por donde debemos caminar SIEMPRE. No está dicho que después de 20 años este compromiso cesaría, compromiso, que a fin de cuentas, es norma universal para todos los pueblos que desean vivir en Paz. No existe ninguna reivindicación que pueda dar derecho al recurso de cualquier tipo de violencia.

Que se cree, por tanto, un ambiente de Paz y de libertad para los individuos, para los partidos políticos y para todos los grupos o asociaciones que promueven el bien. Que ningún partido sea hostilizado ni vea en sus instalaciones los símbolos destruidos o vandalizados. Los gobernantes y líderes de los partidos deben manifestar que quieren la Paz a través de gestos concretos, por ejemplo: un diálogo transparente, paciente, sincero, abierto, honesto y permanente. El diálogo es un proceso que se debe asumir y construir con perseverancia y paciencia.

8 – Ante la aparición de recursos en nuestro País, no faltarán ambiciosos interesados en aprovecharse de nuestras divisiones incluso para provocarlas, para distraernos en cuanto ellos explotan y drenan las riquezas de nuestro País. Para que esto no suceda no debemos abrir brechas. Los problemas de los mozambiqueños deben ser resueltos por los mozambiqueños.

9 – Apelamos al pueblo para que no se deje manipular por nadie (incluido partidos) e inducir para hacer el mal, sea del tipo que sea y sea para el fin que sea, sobre todo para practicar cualquier tipo de violencia o atrocidad.

10 – Apelamos a los sacerdotes: sean solícitos en ayudar a los fieles y a las personas de buena voluntad para vivir la política en la justicia, verdad y respeto recíproco y sean verdaderos ministros que promuevan la paz y la reconciliación entre el pueblo.

11 – Para terminar saludamos a los Gobernantes, las autoridades civiles, religiosas y político-militares, y todos los hombres y mujeres de buena voluntad deseando que la Paz, la serenidad y la alegría vuelvan a nuestros corazones.

Maputo, 15 de Abril de 2013
Los Obispos de la Conferencia Episcopal de Mozambique

Share
Share
Share