El 23 de agosto, día en el que recordamos la vida de Santa Rosa de Lima, constatamos que el carisma dominicano, y en especial el de nuestra Congregación, sigue congregando a jóvenes que quieren seguir a Jesús y trabajar por su Reino en esta extensa familia dominicana.

Taipa 2Dos jóvenes de Myanmar: Cecilia y Giovanna, después de 3 años de aspirantado interno, se encontraron preparadas para iniciar su proceso de postulantado.

Cuatro jóvenes timorenses: Leonarda, Nelia, Berta y Ana; dos de Myanmar: María y Cherropihtum; y una de Indonesia: Beatrix, dieron comienzo a su noviciado.

Una semana antes participaron en los ejercicios dirigidos por la Hna. Judette, de las Hermanas del Cenáculo, quien las fue acercando a la figura de Jesús y su misión, invitándolas a recorrer con él los diferentes caminos que recorrió en su vida: los caminos de Galilea, el camino del desierto, el camino de Betania, el camino de Jerusalén… Fueron unos ejercicios cargados de símbolos como expresión y ayuda para reflexionar sobre la propia vida y vocación.

Taipa 1 Taipa 3

En la tarde del día 23, acompañadas por las hermanas de las otras tres comunidades de Macau y bajo la mirada protectora de nuestros padres fundadores, tuvimos la sencilla ceremonia que marcaba el inicio de estas etapas de formación.

Todavía hay un camino largo que recorrer, pero confiamos en que el Señor las va a seguir impulsando, fortaleciendo e inspirando, como cantaron con el salmo 138: “Yahweh, I know your near, standing always at my side”…

Comunidad de Taipa

Share
Share
Share