“Educar a la mujer es educar a un pueblo”  Mons. Ramón Zubieta

Las Hermanas Misioneras Dominicas del Rosario vivimos a 7 km de la Villa de Milange, rodeadas de barrios suburbanos y rurales, habitados principalmente por migrantes de Namarroi, Gurue, Mulumbo, Corromana y habitantes propios del lugar. Formando los barrios de: Caombe, Irrumba, Cebolla y Paquete.

Hay tres escuelas primarias hasta la 5ª clase, en Caombe, Cebola, Irrumba, una escuela básica Agraria con la previsión de ser Escuela de nivel medio, en la que se ingresa con 10ª clase. Para hacer sexta y séptima clase los niños caminan hasta los barrios de la aldea “Siete de abril” o de la  “Tres de febrero”. Octava, novena y décima, undécima, décima segunda clase, caminan hasta el centro de la Villa a 7 km de distancia.

 Aproximadamente el 90% de los niños de estos barrios que van a la escuela son considerados analfabetos, aunque tengan quinta, sexta o séptima clase no saben leer ni escribir, y si algunos logran leer no perciben lo que leen. Como consecuencia no logran avanzar en la escuela secundaria y clases superiores, quedando analfabetos y excluidos.

Entre las causas que provocan esta situación, está la pobreza extrema y la lucha por la supervivencia y la educación escolar ser en el idioma nacional, portugués, cuando la lengua común y más hablada es el idioma chichewa.

Algunos padres no valoran los estudios. Cuando los niños no quieren ir a la escuela, a los padres no les importa, el niño se queda en casa sin exigencias, entonces, buscan lugares de películas por los barrios y así más fácilmente abandonan la escuela. Cuando la niña tiene de 11 a 13 años, algunos padres están preocupados de que salga de la casa y de que tenga un hombre para mantenerla y poder comer, por lo que el embarazo y las bodas prematuras son frecuentes. De estos barrios son pocos los niños que logran superar estas barreras.

Ante esta situación nos preguntamos comunitariamente como podíamos hacer para estimular a los niños en el gusto por el estudio, conseguir leer y percibir lo que lee y apoyar a la niña, especialmente aquella que no va a la escuela o ya la abandonó. En este año hicimos 2 grupos de apoyo escolar a los niños en el barrio Caombe, y seguimos con la responsabilidad de biblioteca “Construir el saber” en la villa.

 

1. ALFABETIZACIÓN

Trabajamos en la alfabetización de niños y adolescentes que nunca fueron a la escuela o desistieron en las primeras clases. Se reúnen todos los días en las tardes de lunes a viernes en el Centro “Bambo Ramón” de las hermanas Misioneras Dominicas de Caombe, con apoyo de una monitora. Tenemos un grupo de 8 a 12 niños y adolescentes de forma permanente durante el año. Inició un grupo mayor y durante el año desistieron, algunas adolescentes, especialmente chicas porque hacen pequeños negocios o ya encontraron “marido”.

Además de los encuentros diarios, una hermana hace encuentros semanales los viernes para animar el aprendizaje con pequeñas preguntas. Este grupo también participó en la fiesta del día del niño.

 

2. NIÑOS CON BAJO RENDIMIENTO ESCOLAR

Apoyamos a los niños de nuestro barrio, con bajo rendimiento escolar, de segunda a séptima clase, los sábados por la tarde, y un grupo los miércoles por la tarde, con el apoyo de algunos jóvenes y de las hermanas.

En los primeros meses del año, hicimos encuentros de formación y preparación de algunos jóvenes que van a trabajar con los niños y adolescentes. Conseguimos algunos materiales para reciclaje, y con ellos preparamos el material didáctico principalmente para los niños con mayor dificultad. Para eso tuvimos apoyo de un joven voluntario que fue formado como monitor con las hermanas Dominicas de la Enseñanza de Vilanculos en los años anteriores, quien comparte con nosotras su experiencia.

OTRAS ACTIVIDADES

Todos los sábados después del encuentro hacemos la parte recreativa, con cantos, danzas y juegos para animar a los niños a no desistir de los encuentros.

En el mes de junio, celebramos el día del niño, con juegos, concursos de portugués, cantos, danzas y terminamos el día con un delicioso almuerzo.

 

BIBLIOTECA “CONSTRUIR EL SABER”

Durante este año seguimos acompañando la Biblioteca “Construir o saber” en la villa, donde acuden los estudiantes de las escuelas secundaria, preuniversitaria y alumnos que van a realizar exámenes de admisión para diferentes cursos y profesiones, poniendo a su disponibilidad los libros de la Biblioteca y una persona responsable para atender a los jóvenes.

Agradecemos de todo corazón a Dios, a las hermanas, a las familias, amigos y bienhechores que han puesto su grano de arena para hacer realidad esta experiencia, que despertó en los niños y adolescentes el gusto por el estudio y ha ayudado a las chicas a recuperar su autoestima y a todos los va haciendo poco a poco constructores de un futuro y de una sociedad  de forma positiva.

“Lo que hiciste con mis hermanos más pequeños conmigo lo hiciste” (Mt 25)

Centro “Bambo Ramón”
Milange – Mozambique

 

Share
Share
Share