Todo esto es significativo para nosotras: formar parte de esta nuestra congregación, guiadas por Cristo a quien seguimos, iluminadas por el espíritu misionero de nuestros fundadores y con María nuestra Madre.

Nuestra celebración fue sencilla pero muy significativa, nos acompañaron las hermanas: Hermidia, Estebanía, Arancha, Berta y Benita que acaban de integrarse a nuestra comunidad. El texto bíblico que nos  iluminó fue el de Isaías 49, 15-16, en el que  reconocemos la cercanía y el amor de Dios para con nosotras.

Elegimos un signo cada una, que expresara nuestro deseo y compromiso para el postulantado; fueron: una planta como señal de vida, sustentada en la tierra símbolo del amor de Dios, también de agradecimiento porque él siempre alimenta nuestra vida y un Rosario lo cual significa, primero unidad con Dios y por ende con nuestros  hermanos, entrelazados con su gran amor y vinculadas con su Espíritu y María nuestra Madre.

Terminamos cantando el himno de la Congregación. “En María…. Podremos siempre encontrar fortaleza y alegría para el diario caminar”. Seguimos  la Fiesta con mucha alegría con un almuerzo exquisito que nos prepararon las hermanas de Managua y  Guatemala.

El día 6 de febrero iniciamos el estudio en el INTER. Somos 23 jóvenes hombres y mujeres de diferentes congregaciones. Comenzando los primeros días con talleres de integración y conocimiento personal así como del Análisis de la Realidad y Taller de introducción al Antiguo Testamento. Después seguiremos con las materias de Psicología y Formación Bíblica.

Share
Share
Share