La conocida antropóloga Tahira Vargas presentó el martes 19 de marzo los resultados de la investigación sobre “Trata interna de mujeres, niñas, niños y adolescentes en República Dominicana” en el Centro Cultural Español.

El trabajo fue encargado por OBMICA (institución sobre migraciones caribeñas). Resumimos algunas de las constataciones o conclusiones finales:

  • Se haba de trata interna pues es la relativa al interior del país.
  • El principal generador de trata, por sus raíces profundas, es la familia: por ser el espacio inicial en que se da la violencia física, el abuso sexual y las relaciones de poder.
  • Aunque el contexto familiar puedo ser muy variado: familias nucleares, monoparentales-matriarcales, ampliadas, con amigos/as, etc.
  • La trata se presenta en multitud de formas: explotación sexual comercial, explotación laboral (deliverys forzados 24×7 y encerrados en la noche en los colmados), matrimonios “honrados” (para salir de la vergüenza de una hija que no es virgen o que está embarazada), matrimonios “forzados” o “serviles” incluso hijas vendidas a hombres, microtráfico (mulas), explotación en trabajo doméstico (incluyendo el abuso sexual).
  • Algunas de las causas que general la trata son: la construcción de la afectividad desde la permisividad con el propio cuerpo; concepción patriarcal del matrimonio; relaciones interpersonales de “reciprocidad”, donde se “ayuda” a cambio de favores.
  • La trata no es sólo un problema de la pobreza (también se da entre niveles económicos estables y niveles académicos profesionales), es sobre todo un problema que se alimenta de las relaciones de confianza y violación de los derechos humanos.
  • Los tratantes son también muy variados, desde la propia familia, la pareja, amigos/as, dueños de colmados o comercios, maipolos (personas que cobran favores con favores sexuales), hasta el conocido chulos (esclaviza sexualmente a la mujer).
  • Algunas de las consecuencias de la trata es la violencia física (destacar el maltrato a la población LGTBI), el abuso sexual, círculos de violencia, depresión, revictimización; pero al mismo tiempo también se encontraron sueños y proyectos de formar una familia, estudiar, ayudar a otras personas con igual situación, etc.
  • Las recomendaciones van encaminadas a las familias, centros educativos, comunidad, instituciones gubernamentales, centradas sobretodo en la formación como prevención.

 

Marisa Folgado Martí, MDR
Misionera Dominica en La Zurza, República Dominicana

Share
Share
Share