Fuimos convidadas a vivirlo como un “Tiempo favorable” que nos impulsa a la reflexión, al discernimiento y a la Escucha de la Voz del Espíritu. Y para poder entrar, desde el inicio, en la “onda del Espíritu”, cada una de nosotras, desde un ejercicio de sinceración consigo misma, fue escribiendo en un “pie” la actitud con que se dispone a hacer la caminata de estos días.

Todas sentimos que el camino no está hecho, será con la contribución de todas y cada una que llegaremos a poder experimentar la Reestructuración como un “tiempo de discernimiento y conversión”. Fuimos estimuladas por nuestra Coordinadora General, Dominga, a vivir este acontecimiento, en actitud de esperanza y de confianza en un Dios que gobierna “nuestra casa” (Congregación).

Hermanas de la Provincia de Santa Catalina – Portugal

Share
Share
Share