“TAMBIÉN ES NUESTRO VIAJE”

16 JUNIO-10 JULIO 1915 – 16 JUNIO-10 JULIO 2015

 Maldonado 10  LOGO CENTENARIO Maldonado 11

 

 

micro amarillo

Cuña radial 1

 micro azul

Cuña radial 2

          Queridas Hermanas, presentamos a ustedes esta memoria extraída de nuestros documentos congregacionales acompañada de algunos testimonios y reflexiones de Hermanas; como pauta de contemplación, que acompañe “también nuestro viaje” desde la salida del Beaterio el 16 de Junio al 10 de Julio, fecha en que conmemoramos el CENTENARIO DE LA LLEGADA DE LAS PRIMERAS HERMANAS A LA SELVA DE PUERTO MALDONADO. Lo hemos distribuido en etapas, considerando los 24 días de dicho itinerario.

 

 

Con el deseo de alimentar y fortalecer nuestra identidad misionera en este tiempo de reestructuración congregacional, compartimos este recurso, confiando una vez más en la presencia del Espíritu que acompañó la misión de Jesús, acompañó a nuestras Pioneras y nos acompaña hoy a nosotras. Esta certeza, que podemos graficar en forma de espiral, sostiene nuestro seguimiento de Jesús, puesto que el dinamismo misionero de la acción del Espíritu se manifiesta en el devenir de la Iglesia desde sus orígenes; sobre todo si lo contemplamos a la luz de Pentecostés, fiesta que hemos celebrado en estos días pasados y que nos invita a vivenciar la UNIDAD y la DIVERSIDAD de nuestra Congregación y de nuestros pueblos.

 

micro naranja

Cuña radial 3

micro verde

Cuña radial 4

Maldonado 3

 

– Reseña MDR – ES

 

– Reseña MDR – EN

 

– Reseña MDR – PT

 

– Reseña MDR – FR

Maldonado 1

 

– También es nuestro viaje

 

– También es nuestro viaje – Preparando el viaje

 

– También es nuestro viaje – Primera Etapa

 

– También es nuestro viaje – Segunda Etapa

 

Maldonado 6
 

– PROGRAMA CENTENARIO

 

– JUNIO 1915  Detalles Viaje

Toda acción evangelizadora tiene su fundamento en la acción del Espíritu Santo y Jesús nos lo envía para transformarnos interiormente y seamos Buena Nueva para otras personas; en esta comunicación subyace el amor primero de Dios que es capaz de reavivar nuestras rutinas y apatías. Conmemorar el Centenario de la llegada de nuestras Pioneras a la selva de Puerto Maldonado, nos vincula al sueño inicial de nuestros Fundadores, a su amor primero, y nos desafía a preguntarnos por la significancia de nuestra Misión actual en los “nuevos Maldonados del mundo”.

Para emprender una nueva misión o replantearnos la misma, hay que volver al lugar de aquel encuentro que dio la capacidad de dejarlo todo para ir al seguimiento del Señor como señala Mateo: «Vengan conmigo, y los haré pescadores de hombres.» Y ellos al instante, dejando las redes, le siguieron. (Mt 4, 18-22), o como dice el profeta Jeremías: “Recuerdo tu amor de juventud, tu cariño de joven esposa, cuando me seguías por el desierto, por una tierra sin cultivar” (Jer 2, 2).Sólo cuando reconocemos que el amor de Dios trasciende nuestra vida, nuestra vocación misionera cobra nuevo vigor.

Que al beber de nuestra fuente común sintamos el aliento de Dios en nosotras…¡Buen Viaje!

 

Share
Share
Share