Hemos iniciado el día celebrando todas la Eucaristía, agradeciendo por la Vida de la Congregación.

Por la mañana, los continentes han presentado los procesos de reestructuración: América de sur – Centro América y el Caribe  – Europa.

Por la tarde, regresamos para acoger y hacer nuestro el proceso de los continentes de Asia y África.

El día ha terminado, con foros de preguntas con respecto a todo lo expuesto, en libertad como hermanas para conocernos más y ayudarnos desde las experiencias y comprometernos con todas como Congregación.

Presentamos en la oración, desde el silencio cada rostro, hermanas, lugar de misión, todo lo que El Señor nos ha hablado y a El le hemos pedido que ilumine a toda la Congregación en este nuevo tiempo que estamos viviendo.

Share
Share
Share