Llegamos al final de nuestra Asamblea General 2019, agradecidas a Dios por la experiencia y desafiadas a compartir con muchas de ustedes lo vivido aquí. Más allá del trabajo y las tareas pendientes nos llevamos un sentido de pertenencia congregacional más amplio, unos lazos y vínculos entre hermanas más estrechos, un mayor conocimiento de la realidad y misión de nuestras comunidades y sobre todo una esperanza y confianza renovadas.

En la mañana las redactoras afinador el documento que nos servirá de base para contarles con mayor detalle lo tratado aquí. Y en la tarde nos presentaron la síntesis de nuestra evaluación (entregada esa misma mañana). Las redactoras nos leyeron el documento final, se hicieron algunas observaciones y felicitamos el buen trabajo realizado.

En la misa de clausura nos sorprendió la visita de Mons. David obispo de Puerto Maldonado que casualmente está en Madrid, junto al provincial de los Dominicos. La acción de gracias de la clausura se extendió a la acción de gracias por las Bodas de Plata de nuestras hermanas: Raquel, Metty, Shalimol y María Mulima, y a nuestra hermana Trini que justamente en este día celebraba sus Bodas de Oro.

Les agradecemos a ustedes por seguirnos por las redes, e-mail, web y face, gracias por sus ánimos y comentarios. Y gracias a nuestro Dios Padre-Madre que vela y acompaña la misión que ha encomendado a sus hijas. Gracias.

Share
Share
Share